By - - 0 Comments

La nube “cloud” un término que en los últimos año ha tenido un gran auge y ahora más aceptación. Y ahora surge la Nube Híbrida, pero antes de explicar, que es la nube híbrida, tenemos que saber sobre la nube pública y privada.

Nube Pública

Utilizas Dropbox, Google Drive, One Drive, iCloud Drive, u otra plataforma de almacenamiento de datos en línea, pues esta es una nube pública. Esta presta servicios de almacenamiento externos a través de Internet, y dependiendo de tus necesidades, puedes utilizarla gratuitamente o si deseas más, debes pagar extra, ya sea por el uso que hacen de ciclos de CPU, el almacenamiento o el ancho de banda que consumen.

Nube Privada

La nube privada se define como los servicios informáticos que se ofrecen a través de Internet o de una red interna privada solo a algunos usuarios y no al público general. También denominada nube interna o corporativa, ofreciendo a las empresas la ventaja de escalabilidad y elasticidad según lo que vayan necesitando,  con el control y la personalización disponibles en los recursos dedicados a través de una infraestructura informática hospedada en el entorno local.

Y la seguridad es algo fundamental en la Nube Privada, ya que ofrecen un nivel más alto de seguridad y privacidad con firewalls de la compañía y hospedaje interno, con el fin de garantizar que las operaciones y los datos confidenciales no estén accesibles para proveedores externos.

¿Que es la Nube Híbrida?

La nube híbrida es la combinación de la nube pública y privada, lo que  permite que se compartan datos y aplicaciones entre ellas. Cuando la demanda de recursos informáticos y procesamiento fluctúa, la informática en nube híbrida permite a las empresas escalar sin problemas su infraestructura local en la nube pública para poder administrar cualquier flujo de trabajo, sin necesidad de permitir que centros de datos de terceros accedan a todos sus datos.

Nube Híbrida

Con ello, las empresas obtienen la flexibilidad y la capacidad informática de la nube pública para tareas informáticas básicas y menos delicadas, mientras que mantienen las aplicaciones y los datos críticos para la empresa en la infraestructura local, a salvo detrás de un firewall de la compañía.

2018, el año de la Nube Híbrida

80% de empresas a nivel mundial implementarán arquitecturas de nube híbrida este año. Según el estudio de IDC CloudView Survey 2016, más del 51% de las organizaciones consultadas esperan que la mayor parte de sus capacidades de TI se distribuyan a través de algún tipo de servicio cloud, ya sea público, privado o híbrido, dentro de dos años. Además, el 80% de las empresas a nivel mundial implementarán arquitecturas de nube híbrida en 2018.

La Nube Híbrida de GBM

GBM ofrece servicios de migración automatizada para garantizar el mínimo impacto en la operación de las compañías, es por ello que ha desarrollado una metodología prescriptiva para analizar, con herramientas y personal especializado, el entorno de TI y conectar las posibilidades tecnológicas de la empresa con el futuro del negocio, estableciendo una hoja de ruta realizable con retorno de la inversión.

La principal ventaja de nuestra nube híbrida es que permite integrar la eficiencia, elasticidad e innovación existente en la nube pública sacando provecho de sus recursos existentes en su nube privada de forma segura inclusive con aplicaciones tradicionales. Así, maximizamos su inversión sin sacrificar el cumplimiento y seguridad, lo cual nunca es una opción.

Entregamos soluciones híbridas de Infraestructura como Servicio (IaaS)  con “Smart Capacity”, ya sea en sus premisas o en la nube. No solo ofrecemos servicios para ambientes tipo INTEL, sino también tecnologías IBM Power a las cuales sumamos servicios de operación y administración. Además, contamos con 7 centros de datos interconectados entre sí y a las grandes nubes públicas como IBM Bluemix, Microsoft Azure y otros 

GBM cuenta con marcos de referencia consultivos y tecnológicos que le permiten avanzar en las tres etapas fundamentales de este proceso: Planeación, Migración y Operación.

Para la Planeación servicios como “Smart Advisory” cuenta con un equipo de expertos consultores de procesos, tecnologías y nube para definir un modelo de adopción basado en las necesidades del negocio, pero tomando en cuenta sus recursos actuales. La recomendación final es una hoja de ruta o “roadmap” con tareas específicas para adecuar su entorno (si aplica) y recomendar el modelo ideal de adopción de cloud con entregables de valor en cada hito.

GBM ofrece  también servicios básicos como máquinas virtuales, almacenamiento en la nube, respaldo de datos e inclusive soluciones de recuperación de desastre probadas, como por ejemplo, para ambientes SAP entre otros.

Estas soluciones no solo se limitan a la infraestructura “per sé”; sino que incluyen el software de integración y aplicativo necesario como parte del servicio, además de las tareas para la administración, operación y soporte.