By - - 0 Comments
  • Codo de tenista / muñeca de ratón. Si hay codo de tenista, también hay muñeca de ratón. El llamado síndrome del ordenador, que describe el informe Trabajar con el ordenador, de la CGT de Sevilla, incluye fatiga visual, dolor de cabeza e incluso miopía, dolores en el cuello, hombros y espalda, problemas de muñeca y brazos y llega incluso a lesiones como la tendinitis o la más frecuente, el síndrome del túnel carpiano, también llamado síndrome del ratón, que afecta a miles de personas según la revista Consumer.
  • Móviles cancerígenos. Los móviles utilizan radiaciones electromagnéticas en el espectro de las microondas, pero son transmisores de baja potencia. Según la OMS, esta radiación no tiene riesgos demostrados para la salud humana. Tampoco la emitida por las antenas de telefonía móvil. El único efecto es un leve aumento de la temperatura en las partes del cuerpo en contacto con las radiaciones. La OMS también ha estudiado otras contraindicaciones no demostradas, como cambios en los patrones del sueño y la actividad cerebral. Se recomienda reducir la duración de las llamadas y alejar los móviles del cuerpo. Ver La Electrosensibilidad

Enfermedades 2.0

  • La silicona explota en el avión. La primera vez que circuló esta leyenda urbana en España se refería a la actriz y bióloga Ana Obregón. Según La revista de cirugía estética La revista de cirugía estética, la explosión aérea de la silicona es tan falsa como absurda. Se culpa a la presión atmosférica como causante, pero las cabinas de los aviones están despresurizadas y, aunque no lo estuvieran, la resistencia de las prótesis a los cambios bruscos de presión atmosférica o a un impacto es superior a cualquier órgano del cuerpo humano. Las prótesis pueden romperse, pero por un defecto de las mismas y no por la altura a la que viajen.