A los perros no les gusta la música Clásica prefieren el Pop

En gustos se rompen géneros, y pues los perros tienen un gusto musical muy peculiar, no les gusta el perreo ni el regueton, sin embargo prefieren mover la cola con Beyonce y Tylor Swift. Seguramente habrán visto el video donde se promocionan la nueva línea de audio de Sony.

Pero detrás de este anuncio, Sony Europa trabajó con Anna Wilkinson, doctora experta en percepción animal, para realizar un estudio sobre las preferencias musicales de los caninos.

El estudio descubrió una tendencia marcada a preferir los éxitos de ventas a conciertos clásicos conocidos, con un 62% de perros que eligió espontáneamente escuchar música moderna frente a solo un 38% que prefirió la música clásica. Al ofrecerles 10 posibilidades de ambos géneros en las pruebas de preferencia, los perros eligieron de manera significativa más éxitos de ventas que música clásica. Los caninos eran más propensos a pasar más tiempo alrededor del altavoz que reproducía éxitos con ritmo que alrededor del que reproducía música clásica, sugiriendo que disfrutaban más escuchando los temas con un tempo elevado y más ritmo.

Los perros prefieren a Beyonce antes que Mozart

En el experimento se utilizaron dos sistemas de audio de Sony GTK-XB7 para reproducir música pop o clásica para los perros, y sus reacciones fueron documentadas y comparadas. Se reprodujo música desde ambos altavoces, un tema por cada altavoz, reproduciendo la música en pares. La colocación de los altavoces y el orden de las combinaciones de canciones eran aleatorios, para asegurar un resultado imparcial. Los estímulos incluían cinco temas clásicos conocidos de compositores como Mozart y Pachelbel, así como a cinco artistas superventas famosos, desde Elvis Presley y Martin Garrix a Justin Bieber y Beyoncé.

Al hablar sobre sus descubrimientos, la Dra. Anna Wilkinson afirmó: “El estudio muestra una diferencia interesante en preferencias musicales entre la música pop y la clásica. Al ofrecerles diez opciones entre diferentes estilos musicales, los perros eligieron repetidamente el Sony GTK-XB7 que emitía música pop en lugar del que emitía música clásica”.