Consejos para proteger tu Información cuando utilices Redes WiFi Públicas

Estar conectado a internet es algo que siempre andamos buscando, al ver una red WiFi libre es como encontrar  un oasis en un desierto, y es que muchas veces no importa que tengamos un paquete de datos en nuestro móvil, ya sea por ahorro de estos para que nos duren todo el mes, o simplemente para tener una conexión “gratis” …Pero lo gratis siempre sale caro, y en este caso conectarse a una red WiFi pública puede resultar muy, muy cara.

Si estas en casa o en la oficina, sabes el control que tienes sobre la red en la que estas conectado, pero que sucede cuando utilizamos redes públicas, identificadas acertadamente como “redes no seguras”, el peligro es mucho mayor. De hecho, se aconseja evitar el acceder a cuentas personales, realizar compras online u operaciones bancarias desde este tipo de redes.

Navegar en redes Wifi Seguras

Estos consejos te ayudaran a navegar más seguro cuando estés conectado a una red WiFi pública:

  1. Ingresa o envía información personal sólo a los sitios web que sepas que están totalmente encriptados. Para estar seguro, todas sus visitas a cada sitio deberían ser encriptadas – desde el momento en que inicie sesión en el sitio hasta que finalice la sesión. Si crees que estás conectado a un sitio encriptado, pero te encuentras en una página no cifrada, sal de inmediato.
  2. No te quedes loggeado de forma permanente en tus cuentas. Cuando hayas terminado de usar una cuenta, cierra la sesión en tu navegador.
  3. No utilices la misma contraseña en diferentes sitios web. Esto podría otorgarle a alguien que tenga acceso a una de tus cuentas, el acceso a la mayoría de tus cuentas.
  4. Muchos navegadores web alertan a los usuarios que tratan de visitar sitios web fraudulentos o descargar programas maliciosos. Presta atención a estas advertencias y mantén tu navegador y software de seguridad actualizado.
  5. Cambia la configuración de tu dispositivo móvil, de modo que no se conecte automáticamente a conexiones Wi-Fi cercanas. De esta manera, tendrás más control sobre cuándo y cómo se utiliza el dispositivo de acceso Wi-Fi.
  6. Utiliza una red privada virtual (VPN). Los VPNs encriptan el tráfico entre el ordenador y el Internet, incluso en redes no seguras. Puedes obtener una cuenta VPN personal de un proveedor de servicios VPN. Además, algunas organizaciones crean redes privadas virtuales para proporcionar acceso remoto seguro para sus empleados.
  7. Utiliza datos cifrados. Algunas redes Wi-Fi utilizan cifrado: WEP y WPA son comunes, pero no te pueden proteger contra todos los programas de hacking. WPA2 es el más fuerte.
  8. Instala add-ons o plug-ins en tu navegador Firefox, como por ejemplo, Force-TLS y HTTPS. Existe una gran variedad de complementos de Firefox que fuerzan al navegador a que utilice cifrado en sitios web populares que por lo general no están cifrados. No obstante, no te protegerán en todos los sitios web. Fíjate que la URL comience por https para saber si un sitio es seguro.

Los puntos de acceso público Wi-Fi pueden ser nuestros amigos siempre y cuando mantengamos el control de nuestra información. La Web es un lugar seguro pero debemos acceder con cuidado y siempre alertas. Depende de ti proteger tu equipo, tus datos y tu privacidad con buenas herramientas y hábitos informáticos cautelosos.

Via On Guard Online  y Firefox

Jonathan

Amante de la tecnología, el web 2.0, lector compulsivo de RSS, blogger de corazon y fanatico del microblogging @jhony88 en pocas palabras Geek y estudiante de Leyes