By - - 0 Comments

Antes las empresas eran las únicas que invertían grandes sumas de dinero para proteger la información, con el paso del tiempo, las personas nos hemos puesto demasiado vulnerables al proporcionar tanta información que ya circula en la red, por ello ahora el tema de la encriptación no es sólo para los expertos en ciberseguridad – es para los usuarios habituales de Internet. De hecho, es probable que estés utilizando la encriptación hoy mismo, sin saberlo.

mantener segura y encriptada tu información

Una playera que Diga

Junto con otras prácticas de privacidad en línea, la encriptación puede proteger tus correos electrónicos y datos médicos, y te permite realizar operaciones bancarias en línea de forma más segura. Y para mantener tu información segura y encriptada sigue estos 7 consejos:

  1. Toma medidas para encriptar tus comunicaciones. La encriptación es la codificación de datos que permite que sólo las personas con una clave especial puedan desbloquearla. La mayoría de los sistemas de comunicación modernos utilizan una fuerte encriptación. iMessage, Signal y WhatsApp, proporcionan mensajes de texto encriptados. Facetime, Signal, Firefox Hello, y Google Hangouts ofrecen vídeoconferencias encriptadas. Los servicios de E-mail, llamadas ordinarias y SMS, por el contrario, no ofrecen una seguridad demasiado fuerte. ¿Les suena las escuchas telefónicas? 
  2. Asegúrate de que tu software está actualizado. Las actualizaciones de software son como cambios de aceite – pueden resultar algo engorrosos en el momento pero pueden salvar tu vida en un momento dado. Actualiza aplicaciones y dispositivos regularmente para aprovechar los últimos y mejores avances de seguridad. Muchas aplicaciones y sistemas operativos de la actualidad se actualizan automáticamente para permitir una seguridad mejorada. 
  3. Al introducir información personal en línea, asegúrate de que el sitio web utiliza encriptación. Sin el cifrado, cualquier información que envías a una página web supone un riesgo. Si se detecta algún tipo de bloqueo junto a la URL, a continuación, se utiliza el cifrado.
  4. Aprende cómo funciona el online tracking. Muchos sitios web rastrean tus patrones de búsquedas mientras navegas por la Web. En ocasiones, los sitios web, dejan esto claro y te informan de que van a utilizar tus datos para mejorar tu experiencia en línea. Pero otras veces, este seguimiento tiene lugar sin un previo consentimiento. Como recomendación, si usas Firefox como navegador, deberías de probar la herramienta Mozilla Lightbeam, la cual nos muestra los complementos de quien no está vigilando.
  5. Utiliza la autenticación de dos factores, cuando sea posible. La autenticación de dos factores – por ejemplo solicitar un número pin que se envía a tu móvil- añade una capa adicional de seguridad a tus cuentas. De esta forma, los posibles “fisgones” necesitan tu número de teléfono, además que tu contraseña, lo cual dificulta su misión.
  6. Tómate en serio tus contraseñas. Es clave utilizar contraseñas largas. Y no utilizar la misma contraseña para todas tus cuentas. Acá hay algunos tips para crear contraseñas seguras
  7. Borra las cuentas que no utilices. ¿Alguna vez has creado un perfil para una nueva red social, y después has perdido el interés en la misma rápidamente? Nos pasa a casi todos. Si ya no estás haciendo uso de una red social o un servicio, no hay razón para continuar ofreciendo tus datos tan gratuitamente. Además, algunos servicios y aplicaciones incluso venden datos de usuarios que abandonan sus cuentas; así que si no la utilizas, ciérrala.

Para más información sobre el tema de Seguridad y Encriptación de información visita el sitio Mozilla Advocacy.